Un inflador de taller sencillo y fiable que mantiene tus cubiertas infladas y la bicicleta rodando de forma eficiente. La bomba de taller Charger incorpora una base estable antivuelco, un cilindro de acero resistente y un cabezal de selección automática compatible con válvulas Schrader, Presta y Dunlop. La Charger es ideal para cuando necesitas inflar un poco más tus cubiertas.

Detalles del Producto 

  • Construcción en acero y piezas internas sustituibles que prolongan la vida útil
  • Cabezal de selección automática para válvulas Presta, Schrader y Dunlop
  • Base amplia y estable que minimiza el balanceo
  • Manómetro de 4" integrado en la base fácil de leer